El fracaso de la no violencia

“La sociedad no sólo nos ha enseñado a aceptar la explotación y la jerarquía, sino que también nos ha adiestrado para luchar de tal manera que no seamos capaces de destruir el sistema del poder, y que sólo sepamos reformarlo cambiando sus máscaras

Por un lado, la No-Violencia es imprescindible para que el Estado mantenga su monopolio del uso de la fuerza, y por el otro, el concepto occidental del individuo y de la libertad que se llevan en el seno de ciertos movimientos, incluso revolucionarios, evita cualquier ruptura profunda con el esquema de dominación.
Estamos colonizados sin saberlo, enseñados a reproducir el poder incluso cuando nos rebelamos supuestamente contra él.”


Peter Gelderloos,”How nonviolence protects the State”