12 historias ludditas

A medio camino entre el ensayo, la narrativa y la investigación histórica, 12 Historias ludditas se nos presenta como un libro ameno y entretenido, pero cargado de una crítica encarnizada al progreso técnico y al desarrollo.
En estas doce historietas conoceremos determinadas resistencias históricas al avance de la megamáquina que no encontraríamos en los libros de historia y si aparecen son menospreciadas o ridiculizadas. Los resistentes al ferrocarril, las mujeres sufragistas, las hilanderas, los destructores de máquinas o las personas que lucharon contra la imposición de la sociedad/fábrica son algunos de los protagonistas del libro.
A mi entender, la clave de este libro reside en que rescata procesos de lucha y resistencia prácticamente olvidados cuyo conocimiento nos ayuda a entender el presente y a saber enfrentarlo. Y sobre todo nos demuestra que la crítica antidesarrollista y el cuestionamiento del progreso y la civilización no se ha inventado de la noche a la mañana. Ya en el siglo XIX había quien veía con certeza los peligros del desarrollo tecnológico, que ha provocado la destrucción de la tierra, la pérdida de autonomía individual y de modos de vida, homogeneización cultural, etc…
Así, quienes hoy luchan contra el TAV, contra la minería a cielo abierto o quienes defendemos modos de vida que buscan autosuficiencia y autonomía resulta que tenemos historia, tenemos un pasado y tenemos una memoria que mantener viva.
Advertisements